WHATSAPP: +34 93 017 66 66
SÍGUENOS
  • No products in the cart.
Top

Que es realmente el vudú

en este artículo explicaremos que es realmente el vudúComo hemos notado que muchas personas poseen una imagen distorsionada sobre la mayoría de las tradiciones chamánicas de matriz africana . Ya que esta es quizás la creencia originaria de África Occidental menos comprendida y la más temida. Así como también quizás la más distorsionada por la publicidad negativa que se maneja en torno a la variante caribeña del vudú. Sin tener en cuenta que en la actualidad sigue siendo una tradición chamánica practicada por los pueblos de África; Èwé, Kabye, Mina, Fon, Fanti y Ashanti, etnias pertenecientes a la región de Togo y Benín.

El vudú en América

Lo que más se conoce como vudú es el producto de la diáspora que se produjo en el área del Caribe y principalmente en Haití. Como ya hemos mencionado en otras publicaciones el tráfico de esclavos hacia América produjo un fuerte fenómeno de sincretismo entre el catolicismo y las diferentes tradiciones chamánicas africanas. Pero recordemos que las tradiciones practicadas en esas tierras ya estaban sincretizadas y transculturalizadas. Todo esto como consecuencia de las diversas luchas de conquista y expansión entre los diferentes pueblos de África.

De esta forma surgió el vudú haitiano y un gran número de otras creencias derivadas de lo que llamamos la diáspora africana. Algunos de estos cultos han llegado a Europa en décadas recientes y cada vez se hacen más populares por su filosofía práctica y su gran poder terapéutico. Pero volviendo a la variante caribeña del vudú, es en sí misma una tradición teísta de un sistema animista, provista de un fuerte componente mágico. Posee una vinculación directa con la cosmología y los sistemas de creencias neolíticos. Se cree que el vudú o como le llamamos nosotros el Djèjé se encuentra entre las religiones más antiguas del mundo.

La creación el vudú haitiano

Al igual que nuestra tradición chamánica sincrética afro-americana, la existencia del vudú en América es un nítido ejemplo de evolución sincrética. Es una fusión entre la tradición chamánica originaria del Golfo de Guinea, la religión cristiana impuesta por los esclavistas, sumado a reminiscencias de los primeros pobladores de las islas caribeñas. Cabe destacar que a pesar de que el vudú más popular y antiguo fuera de África es el vudú haitiano, formado en el siglo XVII, estuvo muy extendido en regiones tradicionalmente esclavistas de Estados Unidos como en Nueva Orléans, a donde llegó a finales del siglo XVIII de manos de inmigrantes haitianos.

«Es importante destacar que una de las razones de que el vudú sea tan popular en Haití, fue la utilización como religión oficial del país por razones políticas.»

El vudú de Brasil

Así como ocurrió en Haití, también existe una versión vudú en Brasil solo que esta es conocida como Jeje o Djèjé. A este culto se lo conoce como el Candomblé que cultua los Vodun del Reino de Dahomey. Estas divinidades son de la rica, compleja y elevada mitología Fon. Los diversos grupos étnicos como; Èwé, Kabye, Mina, Fon, Fanti y Ashanti, al llegar a Brasil, eran llamados djedje, Djèjé o Jeje. Esta expresión proviene de la palabra yoruba ajèjì, que significa extranjero, extraño, «designación que los yoruba, en atribuían a los pueblos vecinos de Dahomey». Los cuales también fueron esclavizados y esparcidos por varios puntos de Brasil donde introdujeron su culto.

La palabra ajèjì, con el tiempo se fue deformando como Djedje, Djèjé o Jeje. Esta expresión recibió una connotación peyorativa, como «enemigo», por parte de los pueblos conquistados por los reyes de Dahomey. Cuando los conquistadores eran avistados por los nativos de una aldea, muchos gritaban dando la alarma «Pou okan, ajèjì hum wa!», «¡Miren, los enemigos están llegando! Cuando los primeros llegaron a Brasil como esclavos, aquellos que ya estaban aquí reconocieron al enemigo y gritaron «¡Po okan, ajèjì  hum wa!». Y así se conoció el culto vudú en Brasil o Nación Djedje o Djèjé.

Diferencia entre los cultos Djèjé en américa

Si bien cualquiera de estos dos cultos son derivados de las tradiciones chamánicas más antiguas del mundo. Ya que según los investigadores estos cultos animistas han existido en África desde el comienzo de la civilización humana. La principal diferencia entre estos dos cultos producto de la diáspora radica en su enfoque. El vudú está más centrado en una gran mezcla étnica africana, un sincretismo que se hace presente en los nombres de los diferentes elementos que componen el culto. Así como también en las divinidades llamadas Loas, las cuales forman un panteón compuesto por la mezcla de deidades de todas partes de África.

En el vudú haitiano

Más allá de lo antes mencionado los seres más importantes dentro del vudú haitiano, son los espíritus de seres humanos desencarnados. Es decir, los muertos que por su cercanía con los seres humanos que actúan como deidades intermediarias. De estos, las principales entidades son el Barón Samedi, la Madame Brigitte y Damballa, entre otros, estos seres espirituales conforman el eje central del vudú. Aunque generalmente poseen un único Dios principal el cual es llamado de diversas maneras según el linaje. Este en ocasiones aparece como una entidad dual es decir una pareja, Mawu y Lisá, la luna y el sol. Según la tradición de Dahomey estos dos seres son los progenitores de Naná Bòròkún.

«Si prestamos atención, todo esto se asemeja mucho a la Kimbanda, con el concepto de Èsú y Pomba gira, así como también el trabajo centralizado en los espíritus desencarnados.»

En el vudú brasileño o tradición Djèjé

Por otro lado, en el culto Djèjé o Candomble Djèjé toda la ritualistica, filosofía y culto gira entorno a los Vodun. Espíritus de la naturaleza similares a los Òrísá de los yoruba o a los Nkisi de los bantús. Es de destacar que a Brasil llegaron una gran cantidad de miembros de los pueblos de la Costa de Mina, de origen Mina y Popo, los Mahis. Así como también los pueblos campesinos de origen Fon y Gan, los Savalus también de origen Fon, Èwé, pueblos de Aladá, Uidá asi como los Adjes. Estos diferentes pueblos con diferentes lenguas y costumbres establecieron su culto en Brasil, bajo el nombre de Nación Jeje, basándose en el culto a los Vodun y formando varias ramificaciones o linajes.

Conceptos deformados

Casi todos hoy en día poseen un concepto de lo que es el vudú ya que ha sido un fuerte referente en la cultura popular. Sobre todo, debido a la atribuida capacidad de los chamanes del vudú para crear zombis, así como la de provocar la muerte a voluntad. Otro aspecto por el que mucha gente se ha sentido atraída, son los famosos muñecos de vudú. Desgraciadamente todo esto forma parte de una amplia literatura y filmografía, que frecuentemente tiende a deformar y demonizar este conjunto de prácticas chamánicas. Lo mismo ocurre con las ceremonias de vudú, un ritual que no es el preludio de frenesí sexual que a menudo ha sido retratado. Esta danza tribal es una expresión de la espiritualidad, de la relación con la divinidad y con el mundo espiritual.

Conceptos reales

El vudú no es ningún tipo de magia oscura, demoniaca o satanista. Debido a esto y para dejar bien claro su verdadera esencia destacamos que el vudú enseña respeto por el mundo natural. Además, como todo chamanismo el vudú es una tradición 100% práctica, jugando un papel importante en la familia y la comunidad. Su principal intención es la misma de todos los cultos chamánicos, arraigar a sus participantes en su propia historia y tradición. ancestral animista y de respeto a los antepasados. Entonces, el vudú al igual que nuestra tradición chamánica es un ejemplo más de sincretismo africano en las Américas.

Si te interesa este tema y deseas saber más te recomendamos ver nuestro video YouTube. Y si tú estas interesad@ en adentrarte en el mundo del chamanismo sincrético afro-americano ponte en contacto con nosotros.

Abrir chat

User registration

Reset password