WHATSSAP: +34 93 017 66 66
SÍGUENOS
Top

La Revisión del 2020

Antes de revelar lo que la revisión del 2020 nos muestra. Explicaremos un poco la tradición de Batuque, para entender mejor como funciona esta revisión. Ya que ella observa cual día de la semana coincide con el primer día del año, 1 de enero y sabe que los extensos ciclos de los años son sincrónicos a los procesos de nuestra vida. Comprendernos como parte del cosmos nos ayuda a aceptar que nuestros tiempos de vida humana son efímeros cuando son incluidos en los grandes ciclos planetarios.

 

La Revisión del 2020 año bisiesto con la influencia de Sònpònná

La revisión del 2020 nos muestra que fue de Xapana o Sònpònná y que estuvo marcado por la fuerza de un año bisiesto.  Esto último, es una expresión que deriva del latín; bis sextus dies ante calendas martii (“repetido el sexto día antes del primer día del mes de marzo”). La cual, correspondía a un día extra intercalado entre el 23 y el 24 de febrero por Julio César. En el calendario gregoriano, que es el que se emplea en la actualidad, y que fue instaurado por el papa Gregorio XIII a partir de 1582, este día extra se situó al final del mes de febrero (29 de febrero).

Entonces, se añade un día, para corregir el desfase que existe entre la duración del año trópico: 365 días 5 h 48 min 45,10 s (365,242189 días) y el año calendario de 365 días. Esto requiere que cada cuatro años se corrija el año calendario por una acumulación no contabilizada de aproximadamente 1/4 de día por año que equivale a un día extra. En lo relativo a la influencia energética de los Òrísá, este día extra representa un reajuste energético en todo el planeta, causando que ese año bisiesto sea especial.

 

Revisión de los efectos en el año 2020

Como consecuencia, el 2020 fue para muchos un año de gran contacto con el dolor, reorganización de potencia y ha puesto a toda la humanidad a prueba, pues nos condujo a una detención estresante y nos obligó a mirar toda nuestra vida con mayor atención para redefinir acciones. Nos atraviesa a todos un paradójico proceso de estrés y “estancamiento” pero que, también, se volvió un tiempo único para nuestra vida. Los movimientos energéticos muestran que estamos atravesando un periodo de transición. En unos años los Òrísá u Orixa mas dulces: Ìyémòjá, Oxum y Òòsà-nlà, irán cambiando la influencia energética y generando nuevas sintonías para la vida en la Tierra.

 

Conciencia espiritual en el año 2020 por la influencia de Sònpònná

Vivir en estos tiempos es estar destinado a experimentar dolorosamente nuestros propios espejismos y a la vez irlos diluyendo. En el transcurso de nuestras propias vidas se caen viejos paradigmas y esto también nos permite vislumbrar un futuro muy distinto, intuimos los destellos de una nueva forma de vivir completamente diferente pero que probablemente no lleguemos a disfrutar. El año de Xapana o Sònpònná ha cambiado todos nuestros planes, nos sacó de la inercia en la que vivíamos y nos obligó a volver a mirar. Obviamente, toda la humanidad observando su vida de una forma mas introspectiva, sugiere que otra forma de conciencia debe estar emergiendo.

 

El encuentro de Sònpònná y Ìyémòjá

Haciendo la revisión del 2020, nos surge la pregunta es si sabremos aprovechar esta masiva detención estresante para descubrir una forma mas solidaria de vivir entre nosotros y de cuidar al planeta Tierra. Al finalizar este particular año 2020 tendremos una conjunción de Xapana y Ìyémòjá, que enfatiza la urgencia de empezar a vivir diferente. Será prioritario, para no colapsar, renovar nuestras creencias, reinventarnos y redireccionar nuestra forma de vivir en el mundo. El encuentro de Sònpònná o Xapaná y Ìyémòjá se da cada 28 años, pero el 2021 se hace al comienzo del milenio y la nueva era; tiempo aproximado de 20100 años, Por este motivo, se asocia a “arrancar de cero”.

 

Importancia de las herramientas tecnológicas

Como muchos ya han comprobado, la revisión del 2020 nos muestra que las herramientas “tecnológicas” como Internet y todo lo que sea virtual, serán herramientas prioritarias; para un mejor funcionamiento de la humanidad que se viene. Este nuevo ciclo, representa también conciencia comunitaria, sabernos parte de la gran red humana y asumir nuestra responsabilidad sobre otros reinos de vida: mineral, vegetal y animal. Esta era que nosotros asociamos a Òsányìn, Osania u Osanhá, es conciencia de unidad: provocando que aquello que perjudica a uno nos perjudica a todos. Por eso, los tiempos venideros traerán aprendizajes que forzarán a diluir fronteras y a superar límites políticos, sociales y religiosos. Así como a encontrar nuevas formas de relacionarnos con mayor igualdad y mutua colaboración.

 

Economía mundial

En este sentido, la revisión del 2020 nos muestra que será imperioso tomar decisiones drásticas en la economía mundial, porque los efectos devastadores sobre la naturaleza y el ecosistema se harán sentir cada vez más; la tierra viene anunciando su deterioro y expresando las consecuencias con el efecto invernadero. Debemos encontrar formas muy diferentes de convivir y de generar recursos en este planeta. El cambio ya está en proceso, la conjunción de Xapaná y Obá u Obba de enero 2020 comenzó a derrumbar el viejo orden. Así que y el 2021 se anuncia como un año revolucionario que nos pondrá a prueba, pero habrá que estar atentos si de verdad estamos a la altura de este desafío.

 

Limpia tus energías negativas acumuladas en el 2020 y recibe el siguiente 2021, con energías renovadas. Pero si quieres estar mejor preparad@, consulta nuestro oráculo de caracolas.

Abrir chat

User registration

Reset password