WHATSAPP: +34 93 017 66 66
SÍGUENOS
  • No products in the cart.
Top

Descubre la historia de las tres princesas turcas Mariana, Jarina y Herondina

A través de este artículo, descubre la historia de las princesas turcas Mariana, Jarina y Herondina; quienes trajeron la línea de oriente a nuestra Umbanda.

Brasil tiene una gran diversidad cultural de muchos inmigrantes, que se mezclaron con el paradigma nativo. Con las influencias musulmanas que llegaron al país, proliferaron varias historias y leyendas, así surge la línea de Oriente en Umbanda.

Umbanda es rica en leyendas, muchas de ellas provenientes del africanismo y de los nativos. Pero esta es muy diferente, porque la historia de las tres princesas tiene su origen en Oriente Medio y la región ibérica. En la línea de Oriente, las caboclas, Mariana, Jarina y Herondina son turcas encantadas, princesas, que vinieron de esa región como resultado del conflicto militar de las cruzadas.

 

Las tres princesas turcas

Nuestras tres princesas turcas llegaron a la “Ilha dos Lencoes”. Un poco antes de la desaparición del rey portugués Dom Sebastião y su carabela en la batalla de Alcacequibir en 1578, luchando contra los moros. Los portugueses creían que algún día regresaría, quienes también encantaron en los montes amazónicos; y que aún hoy están vivas en la memoria de esta religión.

La lucha de los cristianos contra los moros, tan trágica para la imaginación portuguesa, se convirtió en mitología religiosa, solo que esta vez los turcos ahora son aliados, no enemigos. Las tres princesas turcas; Mariana, Jarina y Herondina, son elementos de la mitología amazónica. Como las historias del Boto (un delfín que se convierten en persona y viceversa), Mbói Tuí (una serpiente con cabeza de loro), Iara (la indígena que se convirtió en sirena). Todo esto forma parte de la cultura sudamericana, donde muchas de sus entidades y tambores sagrados fueron asimiladas por la Umbanda.

 

Leyenda de las tres princesas turcas

La leyenda dice que había un sultán turco llamado Darsalam, que esperaba recuperar los territorios perdidos por los reinos enemigos. Fue entonces cuando decidió enviar a sus tres hijas a un reino amigo para conquistar nuevas tierras. Esas hijas eran las tres princesas turcas conocidas en Maranhão como: Mariana, Herondina y Jarina. El destino de las tres princesas turcas era el país árabe llamado Mauritania, pero para asombro de todos, nunca llegaron a su destino final, las esperaron días, meses, años, pero desaparecieron.

Se dice, que durante el viaje las princesas pasaron por el Estrecho de Gibraltar (conexión entre el Mar Mediterráneo y el Océano Atlántico), que era conocido como un portal sagrado a otras esferas, donde dejaron el mundo real para entrar en un mundo encantado. La gente que cuenta la leyenda dice que entraron en una región donde los que entran nunca salen. Los portales existen por todo el mundo y son: bosques, espejos de agua, rocas y cuevas, entre otras.

En el “Río das Amazonas”, se despertaron de un sueño profundo, y encontraron a la sacerdotisa Tapuya que lloraba por la pérdida de sus hijos: “Mis lágrimas son el río… Yo soy la barrera del Mar, soy la Pororoca, Defiendo a mi gente del mal que viene del mar, pero ustedes, princesas turcas, pueden entrar en estas Tierras.

 

Breve análisis de la leyenda

Varios eruditos brasileños, especialistas en leyendas regionales, se basaron en algunos hechos históricos que decían que a principios de 1500 el español Vicente visitó la costa de Pará, donde llevó a muchos indígenas esclavos a Europa. Dicen que por eso la sacerdotisa indígena que recibió a las tres princesas turcas, lloró mucho hasta convertirse en Pororoca. Para los pueblos del Amazonas, Pororoca representa “Defensa contra los extranjeros”, invasores que violan la cultura e influencia de la selva.

Por otro lado, es interesante observar que en el sincretismo africanista la sacerdotisa Tapuya sería una cabocla de Obá, mientras que Janira es una Cabocla de Oxum, Herondina de Cabocla de Iansa y Mariana de Cabocla de Yemanja. Por lo tanto, las tres princesas turcas representan a las tres grandes Yabas de Umbanda de la línea de Oriente.

 

El trabajo espiritual dentro de Umbanda

Las tres hermanas turcas que quedaron encantadas, fueron asimiladas por Umbanda quedando Janira trabajando directamente en la línea de Oriente. Mientras que Mariana, paso a formar parte de la línea de las aguas. Y aunque las tres son caboclas de Umbanda, Herondina actúa dentro de la Kimbanda, custodiando, protegiendo, abriendo los caminos y ejecutando la ley, así como todos los buenos guardianes.

Son muchas las representaciones y simbologías que envuelven a estas tres famosas encantadas, así como otras diversas obras espirituales que realizan e incluso de las que no somos conscientes, aquí resalto solo algunos elementos que involucran el universo divino y misterioso de estas tres hermanas, lejos de creerme con la verdad absoluta. De todos modos, lo que importa aquí no son las verdades dichas por cada culto religioso o templo, sobre estos encantados, sino cómo están representados en las líneas de Umbanda y sus obras mágicas en la ley divina en acción.

Para mas sobre Umbanda en el libro; Umbanda, un mundo lleno de luz.

 

Post a Comment

User registration

Reset password