LLÁMANOS +34 638 90 80 48
SÍGUENOS
Top

Chamanismo sincrético

En el oráculo trabajamos con una filosofía animista que es denominada chamanismo sincrético afroamericano. Esta es una tradición que atribuye a todos los seres, objetos y fenómenos de la naturaleza un principio vital. El chamanismo sincrético surge de la unión de tres tradiciones chamánicas: Umbanda, Kimbanda y Àsà Òrísá. Es importante aclarar que, si bien estos cultos en origen son tradiciones individuales, cada uno de ellos aporta un aspecto muy concreto del mundo espiritual. Esta forma de trabajo los vuelve fácil de fusionar en un único chamanismo, pero sin perder su identidad. Así es que estos cultos animistas se practican de forma complementaria y ello aumenta los beneficios terapéuticos que nos otorgan.

Si te interesa conocer como es que estos cultos se complementan formando una de las filosofías practicas más poderosas del mundo, sigue leyendo porque te lo explicamos a continuación.

Mundo espiritual

Para comenzar a entender las diferentes áreas de trabajo del chamanismo sincrético, tenemos que entender cómo se manifiesta a grandes rasgos el mundo espiritual. Para simplificar repartiremos este plano de existencia universal en tres grandes grupos.  La evolución elemental, la evolución humana y la evolución angelical. Estas tres áreas de expresión y desarrollo de la conciencia, se pueden comparar con un triángulo equilátero. En uno de los lados y de forma descendente están los seres elementales. En la base de este triángulo se encuentra la escala de manifestación humana. Por último, en el otro lado y de forma ascendente se encuentra la escala angelical.

Grupo elemental

Los seres elementales (agua, aire, tierra, fuego, éter) son seres al servicio de la evolución angelical.  Dependen de los ángeles para saber cómo interactuar con el plano físico. Los seres elementales forman una verdadera institución del plano astral compuestas por millones de espíritus en evolución. Ellos prestan servicios en los planos inferiores de nuestra tierra. Cada uno tiene una misión o se encarga de un tipo de trabajo. En primer lugar, responden o están a las órdenes del gran ser cósmico “Dios”. Estos seres están comandados por una entidad central a la que en el chamanismo sincrético damos el nombre de Èsú.  Quien se encarga de mediar entre los ángeles o enviados de Dios y los elementales.

Humanos y elementales

Desde épocas ancestrales algunos hombres trabajaban con Èsú, claro que dándole diferentes nombres según la cultura. De acuerdo con las crónicas de los pueblos, no era extraño que los antiguos chamanes hicieran llover o desviasen vientos para combatir las plagas de insectos que acechaban las cosechas. También los usaban para proteger la agricultura y realizaban hechizos con el fin de detener a tribus enemigas. Estos chamanes eran magos, sacerdotes hechiceros, místicos, médicos brujos que manipulaban tales elementales. Con la diáspora africana todo este conocimiento sobre Èsú se trasladó a América formando tradiciones centradas en esta figura como en el caso de la Kimbanda y filtrándose en otras como es el caso de Umbanda. Luego estos cultos se fusionaron y así se fue formando el chamanismo sincrético.

Esto es un pequeño fragmento de nuestro libro: Èsú, los señores del karma. Este libro está dedicado a todo aquel que esté interesado en conocerse a sí mismo, saber sobre el Karma y sobre la evolución espiritual. Además, tiene algunas técnicas y consejos muy útiles para conectar con el animal de poder, pedir protección y otros rituales que seguro te resultaran tan sencillos como prácticos.

Grupo humano

En el plano espiritual al igual que en el plano físico, los que allí viven se congregan en diferentes familias o grupos. Esto depende de gustos, tendencias, última encarnación y otros factores que los identifican. Estos factores determinan las cualidades, funciones, propiedades y otros aspectos del grupo. Estas congregaciones se identifican en mayor o menor grado con las siete líneas de Umbanda, a las que se suman dos sub-líneas complementarias, bien diferenciadas entre sí pero siempre estrechamente relacionadas. Esto también ocurre con la Kimbanda sonde se le llaman pueblos y reinos de Èsú. Así se forman las agrupaciones y jerarquías dentro de los que en el chamanismo sincrético llamamos el septenario sagrado.

Los espíritus guías

En el chamanismo sincrético, llamamos instructores o guías a los seres espiritualmente iluminados. En pasadas encarnaciones habrían sido humanos ordinarios.  Después de atravesar un proceso de transformación espiritual, han adquirido un rango y jerarquía espiritual más elevado. Tienen la responsabilidad de dirigir, proteger y ayudar a expandir la luz en el planeta Tierra. Son espíritus de antiguos chamanes de las más diversas culturas. Se manifiestan a través de las plantas, ríos, animales del bosque, etc. Estos espíritus, trabajan estrechamente con los seres elementales y pueden formar parte del espíritu colectivo de los antepasados. Además, se considera que estos seres son representantes y colaboradores de los ángeles, en asuntos de la vida diaria.

Esto es un pequeño fragmento de nuestro libro: Chamanismo Umbanda, un mundo lleno de luz. Si tu estas interesad@ en el crecimiento personal y la conexión espiritual. Seguro que este libro te resultara muy interesante ya que es una introducción al poder de las terapias chamánicas. Además, contiene un conjunto de técnicas de meditación, respiración y otros consejos que mejoraran tu vida.

Grupo angelical

En este caso y con el fin de simplificar la información de este artículo, utilizo la palabra ángeles o angelical, para definir a la escala más evolucionada dentro del chamanismo sincrético. Se trata de seres espirituales superiores que cumplen con la ejecución de cada uno de los departamentos en que se divide el gobierno y manifestación del gran ser cósmico, “Dios”. Son como los diferentes sistemas del cuerpo humano: sistema articular, sistema circulatorio, sistema endocrino, sistema esquelético, sistema inmunitario, sistema linfático, sistema muscular y sistema nervioso. Tomando en cuenta que cada uno de estos sistemas tienen a su vez sus partes y que en su conjunto forman el cuerpo humano, en el caso de Dios, es la totalidad del Universo.

Los ángeles

En el chamanismo sincrético, la escala angelical no es más que una etapa dentro de la evolución. Según cuentan nuestros ancestros, algunas personas después de la muerte nacen como Òrísá o ángel. La sabiduría ancestral yorùbá define esto con una frase: ” Ìkú ló bí Òrísá“. Esto quiere decir: el espíritu desencarnado o muerto da nacimiento al ángel. También hace referencia a que todos los Òrísá son seres vivos y que las personas manifiestan cualidades propias de los espíritus angelicales. En esta nueva forma de vida, su primera misión es ser ángel de la guarda u Òrísá èlédá.

Esto es un pequeño fragmento de nuestro libro: “Òrísá, el poder de Dios en acción”.  En el encontraras grandes secretos para trabajar con estas fuerzas de la naturaleza. Con este libro aprenderás a interpretar los mensajes de los Òrísá, los cuales te ayudaran a pasar de la personas que has venido siendo, a la persona que realmente has venido a ser. Las pautas que en este libro se expresan te ayudan guiándote en un proceso que va de dentro hacia fuera, para que expreses el Òrísá que hay en ti.

Podemos decir como conclusión, que el chamanismo sincrético, surge del fenómeno multicultural generado con la colonización de américa. Lo cual  provocó que diversas tradiciones coincidan en una forma única y muy poderosa. Si te ha gustado este artículo y deseas saber más ponte en contacto con nosotros.

User registration

Reset password