WHATSAPP: +34 93 017 66 66
SÍGUENOS
  • No products in the cart.
Top

Cabocla Jurema

Para entender a la Cabocla Jurema tenemos que comenzar por analizar su nombre. La palabra Jurema proviene del idioma tupí guaraní y significa espina con mal olor, refiriéndose al árbol de Jurema. Se cree que el árbol Jurema es sagrado porque allí residen los Orixá, y es a partir de este árbol que se hace la base de té llamada «Vinho de Jurema». Es por ello, que este nombre pertenece a una de las entidades más veneradas en todos los terreiros de Umbanda, en el Catimbó y la Pajelança. Jurema era considerada por su tribu, la encarnación de una divinidad y cuando vino a la tierra a través de un médium fundo una entidad espiritual. Jurema es un arquetipo de fuerza, con pocas risas, pero un afecto inusual.

Cabocla Jurema es una entidad que trabaja en la línea de Oxóssi. Sin embargo, se sabe que la mayoría de los médiums, que incorporan esta entidad, son hijos de Oxum, ya que esta es su vibración original. Cabocla Jurema trabaja sobre la energía de varios Orixá, independientemente de la corona de quienes trabajen con ella, dando lugar a sus falanges de caboclos, donde ella es la comandante, se llaman falangeros de Jurema. También responde en la línea de Jurema, su hija Juremi o Jureminha, entre otras Caboclas.

 

Historia de la cabocla Jurema

Su historia comienza a los siete meses de nacimiento, cuando fue abandonada por su madre al pie del arbusto de la planta encantada que le dio su nombre. Allí fue encontrada por el jefe Tupí (cacique de los Tupinambá), quien la adopto y la crio como su propia hija; convirtiéndose en hermana de Jupira y Jandira; quienes, también son poderosas entidades de luz, y tienen su trabajo dentro de Umbanda muy bien considerado y respetado. Con el tiempo Jurema se hizo fuerte y hermosa, como la belleza de la noche y la firmeza del día.

Por su valentía, la Jurema se convirtió en la primera mujer guerrera de su tribu. Ya que su fuerza y agilidad, sumado al manejo de armas y el conocimiento de la ciencia del bosque, se había convertido en una leyenda. En toda Sudamérica, los narradores de cuentos, al pie del fuego, hablaban de la India de plumas doradas, que era la encarnación de la Madre Divina.

Nada causó miedo en la cabocla Jurema, hasta que un día encontró a su mayor oponente; el amor. Jurema se enamoró de un caboclo llamado Huascar, de una tribu enemiga llamada Hijos del Sol, que había sido encarcelado durante una batalla. Los días pasaron y el amor aumentó, porque lo peor de amar no es amar solo, sino amar sin retorno, porque exige de la persona amada, una acción a favor del amor.

Jurema, que había aprendido a resistir los encantos del boto, así como el veneno de las serpientes y había resistido valientemente cientos de emboscadas e incluso podía oler a distancia las trampas de sus enemigos, no pudo resistir el amor que fluía de su pecho por ese guerrero. Al mirar al Caboclo arrestado, vio en sus ojos, las mil vidas que pasaron juntos, también vio a sus hijos, el amor que los unió más allá de la carne y se dio cuenta de que no fue por casualidad, que él era el único caboclo capturado vivo.

En ese momento, decidió liberarlo, aunque sabía que sería expulsada de su tribu y por eso se fue con él. Lamentablemente, cuando se dieron a la fuga, su propia gente la persiguió, y comenzaron a tirar una lluvia de flechas que volaban hacia el fugitivo caboclo. Al interponerse fue Jurema quien cayó, salvando a su amado y recibiendo ella en su propio cuerpo, la muerte que era para Huascar.

 

Templo en honor a Jurema

Gracias al acto de amor y valentía de Jurema, Huascar pudo regresar a la Tierra del Sol y fundó un imperio en las montañas andinas. Allí él levanto un templo llamado Matchu Pitchu, en honor a Jurema. Un lugar, donde solo las mujeres de la tribu vivirían y aprenderían a ser guerreras, como aquella hermosa mujer que tanto lo amo y perdió su vida para salvarlo.

 

Otra planta atribuida a Jurema

Cuenta la leyenda, que en el lugar donde cayó Jurema, nació una planta bella y muy resistente que florece durante todo el año, cuya forma exótica y su intenso tono amarillo-naranja llamaron la atención de todas las tribus, porque se podía usar todo de esta planta, desde las semillas, hasta las flores y el tallo. También porque las flores de esta planta siempre están contemplando el sol; de allí que sea conocida como Girasol.

 

El trabajo de la Cabocla Jurema

La amada cabocla Jurema, cuando llega al mundo a través de algún médium en cualquier Casa de Umbanda, siempre da consulta y realiza limpiezas energéticas. Hace esto solo por caridad, nunca admite pagos por sus consultas o trabajos. Su legión se compone de grandes entidades espirituales, espíritus puros que transmutan el sufrimiento, utilizando el proceso de curación a través de pases magnéticos y vibraciones espirituales de las hierbas.

La cabocla Jurema, cuando trabaja atrae las vibraciones de toda su entidad, es decir, las caboclas con el mismo nombre como; Jurema da Cachoeira, Jurema da Praia, Jurema das Matas, Jurema cazadora, etc., así como de todas las vibraciones que se ajustan a esta fuerza espiritual. En realidad, son todas, una vibración única, que trabaja en entornos naturales: bosque, montañas, ríos, etc., y con fuerzas de la naturaleza como: lluvia, viento, luna, sol, etc., esto los especifica en su nombre.

Cabocla Jurema trabaja dentro de las necesidades de cada persona, transmitiendo coraje y energía. Siempre hay una palabra de aliento y consuelo para quienes padecen enfermedades, ya sean físicas o mentales. Esta hermosa Cabocla nos enseña a comprender las dificultades y nos da el coraje para soportarlas. Estés donde estés, cuando la desesperación te invada y te falte valor, llama con fe a la Cabocla Jurema y sentirás su fuerza protegiéndote y apoyándote.

 

Caboclos de Jurema

Jurema trabaja en una legión compuesta por grandes entidades espirituales, espíritus puros que calman el sufrimiento y ayudan a los más necesitados. Siendo Jurema, una de las siete entidades principales de la línea vibratoria de Oxossi; conecta con muchos tipos de irradiaciones constituidas en otras vibraciones, haciendo su conexión vibratoria con Caboclos de la misma línea, según la relación que mencionare a continuación:

Jurema da Praia

Que también trabaja bajo el nombre de Cabocla Jurema da Cachoeira o Jurema Yara. Posee conexión directa a línea de Iemanjá y Oxum que tiene su irradiación con el Caboclo 7 Cachoeiras. Los espíritus femeninos que encajan en este arquetipo, manifiestan serenidad, empatía, sentido de colectividad e igualdad entre los seres, ayudando a las personas en relación con la vida social y los problemas financieros. Estos espíritus llegan a la tierra para manifestar fe, amor, caridad, sentido de generación y maternidad; acogiendo a los afligidos equilibrando mentalidad y sentimientos.

 

Cabocla Jurema da Mata

Posee conexión directa a Oxóssi e irradiación con el Caboclo Rompe Mato. Su campo de acción es la entrada de los bosques, dando apertura a los espíritus evolucionados en las estrategias de guerra siendo una agrupación de buenos cortadores de demandas. Por lo general, En monte es un lugar cerrado, pero la feminidad pronto lo libera, corriendo por el templo, abriendo caminos para todos.

Jurema Flecheira

También conocida como cabocla Juremi o Jureminha, tiene conexión directa con la línea vibratoria de Ogum, a través de la irradiación del Caboclo 7 Flechas. Quienes conforman este grupo son grandes manipuladores de las energías del Astral y no están «pegados» a ninguna vibración, trabajan dentro de todas las vibraciones. Ya que el Caboclo 7 Flechas tiene permiso de Oxalá para actuar en los 7 caminos de sus flechas (fe, amor, conocimiento, justicia, ley, evolución y generación). Los espíritus femeninos que se ajustan a este arquetipo, son aquellos espíritus que tienen un profundo conocimiento de las hierbas, trabajan en la curación. Son excelentes defendiendo de ataques espirituales, rompiendo cualquier maleficio destinado a sus hijos y sus protegidos.

Jurema do Oriente

También conocida como cabocla Herondina o Herondina ajuremada, con conexión directa a Yori (la línea de Oriente). Trabaja en relación a la irradiación del Caboclo Cobra Coral. Los espíritus femeninos que caen en este arquetipo tienen un profundo conocimiento de la magia y la curación a través de los secretos de los reptiles y animales venenosos en general. Su premisa es la elevación espiritual y mental de los seres humanos, abriendo nuevos horizontes en lugares y situaciones estancadas.

Cabocla Jurema cazadora

Con conexión directa a la línea vibratoria de Oxalá, tiene su irradiación con el Caboclo Girasol. Los espíritus femeninos que caen en este arquetipo son expertos en ritos curativos y pases altamente energéticos. Participan en esta falange que apoya la evolución y el desarrollo de los necesitados, los antiguos chamanes, científicos y médicos. Los espíritus femeninos que se ajustan a este arquetipo son antiguas magas con una amplia capacidad para drenar energía y filtrar la espiritualidad de lugares y personas en el camino de la evolución. Estabilizan y transforman lo malo; trascienden y multiplican lo bueno siempre con profundos consejos sobre la naturaleza humana.

Cabocla das Penas encarnadas

También conocida como Jurema das Penas o simplemente Cabocla das Penas, con conexión directa a la línea de Xangó e irradiación a la falange del Caboclo 7 Pedreras. Los espíritus femeninos que caen en este arquetipo son profundamente conscientes de las leyes kármicas de los seres humanos. Dan grandes consejos y muestran no solo los caminos, sino lo que está detrás de cada situación en nuestras vidas, sus enseñanzas son siempre amplias y transmitidas con sabiduría.

Jurema Preta

Posee conexión directa a Yorima (Línea africana); y tiene su irradiación con la falange del Caboclo Araúna. Estos espíritus femeninos presentan el arquetipo de las Pretas velhas (negras viejas), con una apariencia sembrada y una postura cansada. Son espíritus que conocen las hierbas, y la magia que pueden activar las personas en mejores situaciones. Su experiencia en varias encarnaciones las convierte en unas narradoras de historias que hacen que sus oyentes recorran los caminos de la imaginación, dando así un consejo moral y ético simple para el equilibrio.

Post a Comment

User registration

Reset password