WHATSAPP: +34 93 017 66 66
SÍGUENOS
  • No products in the cart.
Top

Cabocla Iara (Madre de las aguas)

En este artículo hablaremos de la bella Cabocla Iara (Madre de las aguas), una encantada de las aguas dulces, originaria de la cultura tupí-Guaraní. La cabocla Iara es muy conocida en la Umbanda, y es una de las falanjeiras de la línea de Yemanja. Por sus características muchos la confunden con las caboclas de Oxum, pero existe una gran diferencia entre ambas, Iara o Yara es una guerrera y Oxum no lo es. A pesar de esto, existe una Cabocla Iara das Cachoeiras que trabaja en la vibración de Oxum; como veremos al final de este artículo.

 

Si realmente quisiéramos sincretizar a Iara con algún Orixa, deberíamos sincretizarla con Oya, que es además la Orixá del río Níger, antiguamente llamado Iansa, por sus 9 afluentes (iyá: ‘madre’, omó: ‘hijos’, mesá: ‘nueve’). Oya es amante de la guerra y combatía junto a Ogum y Xangó en las campañas que estos realizaban. Para comprender mejor a Iara, a continuación, les compartimos la descripción de esta entidad y la leyenda de esta diosa tupí-Guaraní.

 

Descripción de la Cabocla Iara

Iara, señora de las aguas o Madre del agua dulce, según el folklore brasileño, es una sirena, de piel morena clara, pelo negro y con ojos verdes. Ella suele bañarse en los ríos, cantando una melodía irresistible. Los hombres que la ven no pueden resistir a sus deseos y saltan en las aguas y ella entonces los lleva hasta el fondo del río, de donde nunca más volverán. Los que regresan se vuelven locos y sólo una sanadora o algún ritual realizado por un chamán puede curarlos. Los indios tienen tanto miedo a la Iara que buscan evitar los lagos al atardecer.

 

Cuando hablamos de Iara o Yara, se debe entender que es una entidad tupí-Guaraní, es decir, un grupo de espíritus con características similares. Los espíritus que se ajustan a este arquetipo, siempre poseen la apariencia de una chica linda, de cabellos largos, que vive en bosques y selvas cerca de fuentes de agua. Ella es la esencia del agua, por este motivo, si la madre de las aguas por casualidad un día muere, su fuente se seca. Pero no existe una sola Iara, ella es una entidad teniendo representantes que pueden estar en: el mar, los ríos, los lagos, en las cascadas y las lagunas. Además, es la divinidad tupí-Guaraní de los peces y de los pescadores.

 

Cabocla Iara

La encantada Iara es conocida en varias tribus de Sudamérica con algunas variaciones en su descripción y carácter. Pero, en lo que todos coinciden, es que, en las horas muertas de la noche, especialmente en noche de luna, canta. Dicen que, posee una voz tan hermosa y conmovedora, que el hombre que la escucha se muere de pasión por ella. Aun cuando la mayoría no entiende nada de sus canciones, porque canta en lengua indígena. Cuando el hombre se enamora de ella, es llevado al fondo de las aguas (Mar, río, cascada, lago o laguna) y es devorado por Iara.

 

Leyenda de Iara

Iara, antes de ser sirena, era una bella india guerrera, la mejor de su tribu. Sus hermanos le tenían envidia, porque sólo ella recibía elogios de su padre que era chaman, y un día decidieron matarla. Así es que, de noche, cuando Iara estaba durmiendo, sus hermanos entraron en su cabaña, pero como Iara tenía el oído agudo, los escuchó y tuvo que matarlos para defenderse. Al tomar conciencia de lo sucedido, le dio miedo de lo que su padre podía pensar y se escapó.

 

En la mañana siguiente, su padre descubrió los cadáveres y propuso una búsqueda implacable para encontrar a Iara. Después de una exhaustiva búsqueda lograron atraparla, y como castigo Iara fue arrojada en el encuentro del río Negro y Solimões. Los peces la trajeron a la superficie y de noche la luna llena la convirtió en una hermosa sirena, de largos cabellos negros, brillante y sedoso, además de ojos verdes o azules del color del cielo, con una voz muy divina y una belleza que hechiza a los hombres que la ven.

 

Breve análisis de la leyenda

Como podemos percibir en su leyenda, Iara es un espíritu con dos características muy marcadas. Por un lado, tenemos la feroz e implacable guerrera, similar a Oya y Ogum. Por otro lado, tenemos su faceta como sirena, bella, dulce y seductora; características típicas de las madres de las aguas Oxum y Yemaja. Esta dualidad es lo que da origen a que encontremos a Ogum Iara y a la Cabocla Iara dentro de la línea vibratoria de Yemoja. Cabe destacar que también existe Cabocla Jurema Iara, más conocida como Jurema da praia o Jurema da Cachoeira (ver cabocla Jurema).

 

Canto a Iara

Eu vi uma morena sentada na beira da praia

ela peteava seus cabelos ao luar [2x]

 

Mas que cabocla é essa

é a cabocla Iara

ela desceu o rio todo

até chegar ao mar.

 

Salve a cabocla Iara!

 

Cabocla Iara de las cachoeira

Esta hermosa cabocla es una falangera o falanjeira de la madre de las aguas Iara, que viene en la irradiación de Oxalá y Oxum. Para que se pueda entender mejor la diferencia entre la Cabocla Iara de Yemaja y la Cabocla Iara de Oxum. Contaremos sobre su vida en la Tierra y como se transformó en un espíritu encantado la Cabocla Iara das cachoeiras que trabaja en la vibración de Oxum. De esta manera se pueden comparar las dos historias.

 

Leyenda de Iara das cachoeiras

En un bosque cerrado en Brasil, en una tribu indígena con mucha prosperidad y el amor de su jefe vivía la pequeña Iara. Una joven india a la que le gustaba cuidar animales y los niños también. A pesar de su carácter y aspecto dulce y tranquilo, Iara siempre fue muy valiente, guerrera y una experta cazadora. Era hija del Cacique, varón recto.

Como era tradición en su tribu, para preservar su linaje real, cuando Iara tuvo su paso a la edad adulta, tuvo que elegir a su pretendiente. Afortunadamente, ella había estado enamorada de un astuto guerrero indio desde que eran niños. Así que pronto su padre llevó a cabo la confirmación y en poco tiempo sería la ceremonia de la hermosa pareja, eso uniría sus almas por la eternidad. ¡Pero, la historia de Iara no es de amor, es de superación!

Un día antes de su boda, ella regresaba de una cacería y al llegar a la choza de su amado, noto que no estaba. Al buscarlo por la zona, lo encontró desnudo y con otra mujer a su lado. Iara, desesperada, insatisfecha y destruida, fue con su padre y le pidió que haga algo. ¡Que anule esa unión!

Su padre la mira con tristeza y pesar, mientras dice: Mi dulce niña, mi amada hija. ¡Me gustaría verte feliz! Pero como dicta la costumbre, no puedo hacer lo que me pides. Tu estas comprometida con él, ya comenzamos su ceremonia de unión, así que tendrás que aceptarlo y casarte de todas formas.

Iara se fue devastada, no sabía a dónde ir, dónde esconderse, qué hacer con su vida ahora. Solo podía pensar, cómo sería su vida junto a ese hombre. Camino hasta que se hiso de noche, y mientras la brillante luna lo iluminaba todo vio una bella cascada. Desesperada, corrió hacia la parte más alta de la cascada, listo para lanzarse y tener su paz eterna.

Pero una chica con un vestido largo que brillaba, como la luna; salió de detrás de las piedras y le indicó a Iara que se acercara. Ella no podía creer lo que veía, estaba atraída e hipnotizada por el resplandor de esa hermosa mujer alta y con una energía nunca antes vista.

Se inclinó y le dijo: hija mía, das tanto por los demás y vives tan poco por ti; debido a eso sufres tanto por amor. ¿Estabas a punto de dar tu vida por un ser que no te ama? ¿Qué, acaso yo no haría lo mismo por ti? Hija mía, te quiero tanto, que no te permito hacer lo que quieres. Iara con lágrimas en los ojos dijo que no podía soportar tanto dolor y me moriría de tristeza si no me tirara a ese río.

La hermosa mujer alta, que era una de las personificaciones de Oxum. Extendió los brazos y dijo: Pondré fin a tu dolor, mi querida hija. Ya que amas tanto ayudar a la gente, te llamo a mi reino para que me ayudes, con los que desencarnan en lo espiritual y los afligidos de la Tierra. Inmediatamente, Iara se arrojó a sus brazos y ambas desaparecieron en la cascada. El cuerpo de Iara nunca fue encontrado y su padre nunca se perdonó por lo que pasó.

 

Comentario de esta leyenda

Hoy viene a Umbanda para que sus hijos se curen y también para ayudarlos a mejorar sus vidas. En sus manifestaciones dentro de Umbanda, ella prefiere no decir nada sobre su pareja. En esta variante de la cabocla Iara; su camino en lo espiritual fue destinado al servicio de la luminosa vibración de madre Oxum y padre Oxalá. Quita la aflicción y enseña sobre el amor propio, el amor a la vida y el amor a la naturaleza.

 

Canto a Iara

Saravá Iara tem cabelo dou ouro

Ela é a mãe das águas e sua pérola é ouro

ere ere, ere ere, ere ere, ere era

Saravá Iara vai do rio ao mar

 

Salve a cabocla Iara!

 

Post a Comment

User registration

Reset password